“Aseguramos que tanto el artista como sus compañías han cumplido con su responsabilidad fiscal tanto con el Gobierno Estatal como con el Gobierno Federal”, dijo su asesor legal.

El cantante urbano Daddy Yankee desmintió información difundida en los medios de comunicación que lo vinculan con la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos, conocida como “Panamá Papers”, sobre una alegada estructura de fraude fiscal.
En una comunicación escrita, Raymond Ayala, nombre de pila del artista, rechazó a través de su representante legal los argumentos que lo señalan. 
Contenido relacionado

7 claves para entender el escándalo “Papeles de Panamá”

“Rechazamos cualquier vínculo de nuestro cliente con esta investigación periodística. Es falso que tengamos alguna relación con el bufete Mossack Fonseca, ni directa, ni indirectamente. Todas las contrataciones de bufetes de abogados que el artista y sus empresas han realizado por los pasados 10 años se han hecho exclusivamente a través de nuestro bufete Prado, Núñez & Asociados”, expresó el licenciado Edwin Prado.
Múltiples figuras implicadas en la denuncia global
De otra parte dejó claro que para el año 2006 todas las contrataciones al artista se realizaron por conducto de la empresa Cardenas Marketing Network, CMN, una corporación norteamericana con sede en Chicago que realizó los pagos a través de bancos norteamericanos. 
“En cuanto a los señalamientos de índole contributivo aseguramos que tanto el artista como sus compañías han cumplido con su responsabilidad fiscal tanto con el Gobierno Estatal como con el Gobierno Federal”, añadió Prado. 
En el comunicado se informa que el artista ha activado su equipo legal y financiero para acciones correspondientes.